Vivir en las afueras sin renunciar a la gran ciudad

Cuando nos decidimos a comprar una vivienda, observamos que el precio del suelo eleva cuando la vivienda se encuentra en el centro de las grandes ciudades. Es por este motivo, que muchas personas se plantean la opción de comprar un chalet o una casa adosada a las afueras. Esta opción de sacrificar la distancia al centro de la ciudad a cambio de un mayor número de metros cuadrados y precio más realista en una vivienda unifamiliar, suele ser la principal motivación para el cambio. Vivir en una urbanización  tiene numerosas ventajas y es importante saber cuáles:

6 ventajas que te ofrecen vivir en una casa adosada

1) Ofrecen más metros cuadrados por menos dinero

Comprar una vivienda unifamiliar en las afueras, resulta bastante económico. Esto se debe principalmente al valor del suelo, lo que abarata de manera considerable el coste final de la vivienda en el momento de la adquisición o compra.

2) La tranquilidad, un entorno menos saturado y bullicioso

En la mayoría de los casos, los adosados son construidos a las afueras de las grandes ciudades, por lo que la tranquilidad y paz que se respira en el entorno están aseguradas. Estas zonas residenciales gozan de mayor silencio, espacios verdes y tranquilidad.

3) Óptimo para familias con niños

Otra de las grandes virtudes de vivir en un adosado es la seguridad que ofrecen este tipo de viviendas ya que, a pesar de ser casas bastante alejadas e independientes para las familias o parejas, no dejan de ser un grupo de casas o viviendas, de modo que están mucho más controladas y protegidas en el caso de que aparezca algún intruso.

4) Disminuyen los costes de garajes

Al contrario que una vivienda en un edificio común, los costes de garaje comunitarios e instalaciones se reducen; ya que estos son propiedad privada e independiente de cada vivienda.

5) Traslados rápidos con coche

Puede parecer tedioso coger el coche para cualquier traslado, pero en la mayoría de los casos el tiempo de conducción es mucho más rápido y cómodo, ya que por norma general las urbanizaciones de viviendas adosadas se encuentran próximas a buenas carreteras e infraestructuras, garantizando mayor rapidez en los desplazamientos.

6) Menor gasto comunitario

En general los gastos no son tan distintos a los relativos en un edificio de viviendas. Pero en relación a todos los servicios que se ofrecen el gasto es mucho menor. En este tipo de viviendas solo pagan el coste de mantenimiento dirigido a zonas comunitarias, como pueden ser la piscina o zonas verdes comunes, mientras el gasto del garaje e instalaciones se reduce; ya que estos serán propiedad privativa de cada adosado.

ÚLTIMAS ENTRADAS

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información